Viral

Un hombre espera 47 años para abrir el regalo de Navidad de su ex

Adrian y Vicki se conocieron durante la escuela secundaria en los años 70. Como la mayoría de amores jóvenes, parecía que nunca terminaría. Sin embargo, como tantas otras relaciones, la de Vicki y Adrian pronto terminó, mucho antes de que Adrian esperaba. Antes de irse, Vicki le dejó a Adrian un regalo de despedida que simbolizaba su tiempo juntos. En lugar de abrirlo, Adrian conservó el regalo durante casi 47 años con su envoltorio original. No fue hasta hace poco, que el hombre se sintió preparado para contar la historia de aquello que ocultó tanto tiempo…

Historia de una caja

Adrian Pearce era un joven de 15 años bastante normal de Toronto, Ontario, cuando conoció a Vicki Allen y ambos se convirtieron en pareja en la escuela secundaria.

Parecían destinados a estar juntos, convirtiendo su historia de amor durante los 70 en algo que solo una generación de novios de esa generación entendería. Su relación estuvo marcada por un símbolo que luego se convertiría en el sello distintivo de su conmovedora historia de amor: una caja sin abrir.

Más que un rollo de adolescentes

Adrian y Vicki estaban perdidamente enamorados. Juntos parecían disfrutar de su joven amor como solo en la juventud se puede, con gran ilusión, pero a la misma vez el suficiente cuidado e inocencia.

Sabían que todavía eran muy jóvenes, pero ambos sentían que su conexión era de otro mundo. Eran conscientes de que todo aquello podía simplemente tratarse de una aventura de la escuela secundaria, pero en ese momento realmente sentían que estaban destinados a estar juntos.

Vacaciones de invierno

Adrian y Vicki habían estado juntos durante los años 70 y en esos días, mantener el calor durante el invierno era lo que se hacía en las vacaciones. Ese año, cuando llegó la temporada de vacaciones, los dos pasaron tiempo juntos como solían hacerlo.

Acurrucarse, compartir besos y ponerse cómodo fue solo una parte de cómo decidieron pasar su tiempo libre. Habían comenzado a pasar más tiempo juntos y, desde el punto de vista de Adrian, su relación parecía estar en un buen lugar.

Dulce Navidad

A medida que avanzaba el clima invernal, la joven pareja se preparaba para el momento culminante de la temporada: la Navidad. No hay nada como esta festividad cuando eres joven, especialmente cuando puedes compartirla con un ser querido.

Para Adrian y Vicki, la temporada navideña marcaría una etapa importante en su relación. Sin embargo, debido a que la pareja aún era muy joven, no estaban preparados para los giros dramáticos y los cambios que ocurren en los amores adolescentes.

Un regalo de despedida

Aunque la joven pareja había disfrutado su Navidad juntos, les quedaba poco tiempo de noviazgo. Y es que pese a que Adrian pensaba que se encontraban en un buen lugar, ella terminaría abandonándolo ese diciembre.

Sin una razón o una excusa, Vicki había decidido dejar a Adrian y seguir su propio camino en la vida. Sin embargo, antes de irse, le ofrecería a Adrian un regalo de despedida para mostrarle su gratitud por el tiempo que había pasado con él.

Ira, rabia, aceptación

Al darse cuenta de que Vicki había decidido romper con él, Adrian se angustió. Con Vicky había experimentado por primera vez en su vida cómo era tener una relación seria.

Adrián se enojó porque estaba confundido y no podía entender por qué ella lo estaba abandonando. Para él, parecía que las cosas iban bien entre ellos, ya que Vicki no había dado ninguna señal de desacuerdo entre los dos. Lentamente, sin embargo, llegó a aceptar su decisión y siguió adelante.

Una tradición

Cuando Vicki se fue, le dio a Adrian una pequeña caja azul como regalo de despedida. Sin embargo, en lugar de abrirlo, Adrian lo guardó como un recuerdo de su tiempo juntos.

Nunca lo abrió y lo mantuvo debajo de su árbol de Navidad cada año como una forma de recordarle el tiempo que pasó con Vicki. A medida que pasaron los años, el presente se convirtió en una tradición personal de Adrián y cada Navidad continuaba colocando el regalo sin abrir debajo de su árbol.

La vida continúa

Después de un tiempo, hasta lograr llegar a un acuerdo con sus sentimientos, Adrian consiguió recuperarse de la depresión emocional y seguir con su vida.

Aunque es sabido que el primer amor es el más difícil de superar, aprender a recuperarse de ello es una de las mejores lecciones que se puede aprender en la vida. Poco después de su separación con Vicki, Adrian continuaría en la búsqueda de una nueva mujer en su vida. Poco a poco estaba avanzando.

Un nuevo amor

Mientras Adrian y su nueva pareja, Janet, pasaban más tiempo juntos, se dieron cuenta de que estaban destinados a estar juntos. Disfrutaban su ratos a solas y se sentían como si fueran una pareja hecha a medida.

Para entonces, Adrian había superado Vicki, pero a menudo todavía pensaba en ella durante las temporadas de vacaciones, siempre que llegaba el momento del regalo de Navidad. Sea como fuere, Adrian estaba con Janet, y sabía que eso era lo que quería.

El regalo cerrado

Cuando Janet y Adrian se convirtieron en una pareja estable, decidieron llevar su relación al siguiente nivel. Terminarían casándose y teniendo hijos juntos. Janet y Adrian estaban felices de lo que juntos habían formado.

Su matrimonio era fuerte, pues ambos siempre habían trabajado para que todo funcionara correctamente como pareja. Solo había un problema: los hijos de Janet y Adrian no podían entender por qué seguía colocando el misterioso regalo azul debajo del árbol de Navidad cada año.

El misterio de la familia

Adrian sacaba el regalo año tras año y lo añadía junto a los otros debajo del árbol, dejando a todos preguntándose cuál era su motivación para continuar haciéndolo. ¿Por qué sacaría este misterioso regalo cada año?

Cuando le preguntaban sobre el extraño regalo que se repetía en cada Navidad, solía decir que era algo que le gustaba hacer. Para Adrian, el regalo era su propia tradición personal y ya formaba parte de su rutina cada vez que llegaba esa época.

Todos querían saber la verdad

Sin embargo, con el tiempo, la familia de Adrian comenzaría a inquietarse cada vez más por la naturaleza de ese regalo y por qué era tan importante para él.

Les parecía algo insólito e inusual y normalmente le preguntaban cuál era el motivo y por qué era importante para él. Como de costumbre, intentaría dar una explicación general, pero había alcanzado el punto en el que su esposa Janet tenía que explicar qué significaba el regalo.

Un amor del pasado

Tras repetirse el interrogatorio por parte de su familia, Adrian se vio obligado a contar la historia del misterioso regalo. Confesó sus experiencias pasadas con Vicki y el tiempo que habían compartido juntos durante la escuela secundaria.

Explicó que había recibido el regalo cuando ella lo dejó en su juventud. Al principio, sus hijos pensaron que la historia era ridícula, afirmando que mantener el regalo durante tanto tiempo era “extraño”. Pero a Janet le intrigaba su historia y lo alentó a hacer algo al respecto.

Un mensaje en Facebook

Adrian no estaba seguro de por dónde empezar. Tratar de ponerse en contacto con alguien que había visto por última vez hace tanto tiempo se presentaba como algo difícil.

Imitadoras en todas partes

Cuando Adrián hizo su publicación, no pensó mucho sobre aquello. No esperaba una reacción, más bien un simple consejo sobre cómo encontrarla de nuevo. En cambio, su historia fue reproducida por personas influyentes y medios de comunicación a partes iguales.

Muy pronto, la historia de Adrián y su amor perdido se apoderaron de Internet. A lo largo de esta historia, fueron varias las que aseguraron ser Vicki, pero para Adrian fue fácil descartarlas, señalando que no eran más que imitadoras.

Un amigo en común

Después de que la historia de Adrián se volviera viral, tuvo que lidiar con muchos imitadores. Después de revisar cada falsa alegación, se dio cuenta de que seguía muy lejos de poder encontrar a Vicki.

Afortunadamente, un viejo amigo se enteró de la difícil situación de Adrian y se dio cuenta de que era amigo de Vicki en Facebook. Como resultado, Adrian pudo comunicarse con Vicki y contarle sobre su regalo y cómo lo mantuvo durante tanto tiempo.

Abriendo el regalo

Finalmente, en 2018, aproximadamente 47 años tras la ruptura, se reencontraron en la época de Navidad para revelar cuál el verdadero secreto oculto dentro del papel de regalo azul.

Llegado ese día, Adrian nunca había abierto el regalo en absoluto, y su contenido había permanecido como un misterio desde el primer día. Después de que viejos amigos se abrazaran y conversaran, sabían que había llegado el momento de poner fin al misterio y finalmente cerrar este capítulo en sus vidas.

Adrian mantuvo su promesa

Si bien tenida sentido que tras tantos años y tantos recursos utilizados para reunir a estos examantes, llevaran a cabo la apertura de paquete juntos, existe un motivo de mayor importancia por el que los hechos se dieron de la siguiente manera.

Cuando todo sucedió hace casi 50 años, él se prometió a sí mismo que jamás abriría ese regalo. Dicho de otra manera, para mantener su promesa, era necesario que otra persona lo abriera por él. Y eso fue lo que pasó…

El amor es…

Vicki rápidamente desenvolvió el regalo frente a la prensa y a todos los espectadores que se habían reunido para la ocasión. Llegado ese momento, todos estaban expectantes a la espera de saber qué era.

Parecía extraño que Adrian estuviera abriendo este regalo que había mantenido sellado durante tanto tiempo, pero también sintió mucha alegría al hacerlo. El regalo resultó ser una colección de tiras cómicas hechas por una mujer llamada Kim Grove titulada “El amor es: Nuevas formas de detectar ese sentimiento”.

Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button